jueves, 19 de agosto de 2010

Habia una vez una chica llamada Dana que odiaba el verano. Viendo que aquel mes en Madrid estaba siendo un infierno urbano(los peores) cogió sus cosas, lapiz y papel entre ellas, hizo una maleta Muy grande y se marchó en busca de su Agosto esquimal.

19 comentarios:

  1. Mira que quedarse en Madrid en verano, ¡qué locura! dile que se lleve la maleta a los Alpes o a Siberia, que allí se está mejor. :)

    ResponderEliminar
  2. mmmm si Dana encuentra el verano esquimal, que me avise!
    si quedarse en el centro de españa en verano es un suicidio, imaginate añadirle tener que estudiar en verano.. bibliotecas llenas de gente, apuntes a modo de abanicos, tardes encerradas en casa.. meidei, meidei! y todavía queda la peor semana! aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!

    un beso! :D
    (y sí, creo que voy a saltar por la ventana!)

    ResponderEliminar
  3. Ten cuidado con el frío polar...

    (Ya echaba de menos pasearme por aquí... siempre todo en su sitio y todo revuelto... y todo increíblemente sensorial..)
    miles de besos ácidos

    ResponderEliminar
  4. aqui hoy a caido una tormenta descomunal...puedes venir aqui, dicen que el Pilar es bonito!:)
    muá y suerte con tu viaje esquimal!

    ResponderEliminar
  5. Pero no se puede odiar el verano... En verano aparecen las vacaciones! :D
    Aunque bueno, un agosto esquimal tiene muy buena pinta...
    muá

    ResponderEliminar
  6. Pobre Dana. Espero que encontrara su Agosto Esquimal^^ Yo tambien odio el verano y el calor.

    ResponderEliminar
  7. Pues ojalá encuentre su agosto esquimal y disfrute del frío. Porque el calor que hace aquí es verdaderamente insoportable.

    ResponderEliminar
  8. Odio el verano
    Pero a ti te quiero mazo.



    Actualicé :)

    ResponderEliminar
  9. ¿Lo encontró?

    Un muá(h) grandote!

    ResponderEliminar
  10. había una chica llamada laura que también se planteaba -al mismo tiempo- lo mismo que Dana.

    ResponderEliminar
  11. Yo también quiero Agosto esquimal. Si lo encuentras, dame un silbidito. Y pásalo bien, lejos de esta fatídica ciudad, que en realidad nos tiene enamoradas... pero de la que de vez en cuando no viene mal despegarse.

    Je t'aime Dana, chica de poco verano

    ResponderEliminar
  12. Oh, Agosto esquimal con cervecitas y a la orilla del mar... como si lo estuviese viendo :)

    ResponderEliminar
  13. Antes, odiaba el verano.
    Sin embargo, sigo amando el otoño, primero y el invierno, después.

    Antes, era antes...
    Ahora, sigo visitando el crepúsculo ocre en tu paisaje letrado.

    Un abrazo.

    Mario

    ResponderEliminar
  14. no me extraña que busques el agosto esquimal... aunque también lo hay en Madrid en un Starbucks con M&S!
    (Cuándo quieres más?)

    ResponderEliminar
  15. te cambio madrid por asturias cuando quieras!

    ResponderEliminar

Salta por la ventana ¡valiente!