lunes, 28 de diciembre de 2009

Billete de Ida

Ana, que ese día estaba soñadora, le envió el sms más largo de su vida, batiendo records. Y Tom, que estaba saliendo del trabajo se llevó la mano al bolsillo de los vaqueros:
"Iré a buscarte y llevaré en el bolsillo del abrigo 2 billetes de tren, solo de Ida. Porque necesitamos huir, volver puede esperar. Si te atreves cógeme la mano y corre conmigo, prometo recogerte del suelo si te caes. Vamos a mirar a través de las ventanillas de este tren. ¿Ves qué rápido vamos, qué lejos estamos ya? Como siempre hemos querido: Tú y Yo, volando sobre los raíles."
Y tú Tom, tienes dos opciones: contestar a la propuesta más interesante que te han hecho en tu vida con un Sí, lo estoy deseando. O acojonarte y decirle el típico Qué bonito...
Yo, cielo, te recomiendo que os largueis, como siempre habeis querido: Tú y Ella.

15 comentarios:

  1. Si siempre lo han querido, entonces seguro que dice que sí.

    ResponderEliminar
  2. Seguro que se van corriendo, sin pensar en nada más... Es su momento.

    Besos :)

    ResponderEliminar
  3. ¡qué se larguen!
    tiene que ser valiente, si eso implica ser feliz :)

    un besitolacasito^^

    ResponderEliminar
  4. Si es un sueño, debería decir que sí.
    ¡Venga, Tom! ¡Anímate!

    ResponderEliminar
  5. salta por la ventana, valiente! :9

    nunca mejor dicho.

    ResponderEliminar
  6. Le dirá que si es obvio. Lo que daríamos algunas porque nos hicieran esa propuesta. Vamos, a mi no me sobrarían segundos ni para dudar...

    ResponderEliminar
  7. Bien... es que si coges un tren de "la renfe" como decís por ahí, puedes pasarte media vida en él. Mejor ir acompañada. Acompañado. Mejor hacer planes. Mejor si renfe fleta trenes con curas o con jueces por si alguien tiene pensado casarse.

    Porque en los trenes casi nunca sabes cuándo partes ni cuando regresas. Sobretodo lo último. Y si hay cafetería, quédate ahí, tomando un café, dos cafés, tres cafés, la vida a través de los cafés y mirando por la ventana. La vida a través de las ventanas y el tiempo eterno, también.

    ...

    Déjame que me ponga serio... Me ha gustado tu entrada. Escribes a menudo. Breve. Aunque ya se sabe, lo bueno si es breve, tres veces bueno, o lo medio bueno, si es medio bueno una sola vez, o lo que sea que es. No sé.

    Que sigas escribiendo. Porque seguiré llegando a tu andén a leerte mientras espero mi tren.

    Felices días.

    ResponderEliminar
  8. Insitados por los prohibido
    ellas quedaron encontrae en un lugar.
    el reloj marco la hora
    y ellos en tiempo y espacio se encontraron
    se tomaron se la mano, corrieron hasta la estacion
    y mirando la ultima vez hacia atras
    subieron al tren este dejaba el anden
    dejando para siempre atras.
    la distancia impartida por sus padres
    que no los dejaban estar juntas.

    te sigo, te leo

    un besote

    ResponderEliminar
  9. me ha gustado mucho. Yo quiero que sea valiente, que la coja de la mano y que los dos echen a correr!
    El de café madrid, también me ha gustado.

    feliz navidad =)

    ResponderEliminar
  10. Yo ya se la respuesta a esa petición: No...hace tiempo que la hize.

    ResponderEliminar
  11. Hay pocos valientes,esa es la verdad... y es una pena.
    un beso ácido :)

    ResponderEliminar
  12. Pues a ver qué ocurre.
    Si él dice "Qué bonito" va a perder el tren de su vida.. cuesta muchísimo que vuelva a pasar, por mucho que esperes igual no regresa, a veces lo hace, pero hay que esperar mucho.
    Que no pierda esta oportunidad.

    Un beso beibi! ;)

    ResponderEliminar
  13. Me resulta dificil imaginar a Tom como uno de esos principes que buscan un final de comieron perdices, pero quizas, solo quizas Tom sea así, y acepte.Si,si, que acepte,quiero apostar aunque solo sea una vez por algo bonito porque en realidad, yo en su lugar no lo pensaria mas de dos veces :)
    UN BESO!

    ResponderEliminar

Salta por la ventana ¡valiente!