miércoles, 16 de diciembre de 2009

Que hoy me duele, también tengo derecho a sentir.

No puedo acabar de escuchar Esta canción. Si me preguntas por qué te voy a decir la verdad, ahora sí. Se me mete en las venas como si fuesen los litros de alcohol que ingiero para olvidarte, me inunda los pulmones y ya no tengo cubos suficientes para achicar las lágrimas. Se introduce bajo la piel y en lugar de matar cada célula, lo que hace es que respiren más, tanto que se ahogan. Y cuando pienso que es demasiado tarde, que Esta canción ya me ha infectado, la paro: en seco, de golpe, cortando por lo sano. No me permito el "una estrofa más, solo una" porque sería demasiado tarde para mi sangre. Las venas no pueden cargar con más sentimientos ya. Igual esta noche me estallan, no lo se.







Lectores anónimos: ¡comentad! Se que estais ahí, escondidos detrás de la pantalla y que estais leyendo esto. Si, tú, tú, ese/a que comenta anonimamente o que no comenta. Os invito a que lo hagais, porque de eso se nutren mis ganas de escribir, de que vosotros alceis la voz.

17 comentarios:

  1. El amor o mejor dicho la ausencia de ese AMOR nos hace ser masocar y recrearnos en ese dolor...
    Besitos guapa! me encanta cada texto que escribes porque estan cargaditos de sentimientos sinceros!

    ResponderEliminar
  2. Hay canciones capaces de partirte en dos, escurrirte todas las lágrimas, dejarte sin aliento y poner el corazón en un aprieto...
    Es la magia de las letras...

    un beso :)

    ResponderEliminar
  3. "cortando por lo sano...Las venas no pueden cargar con más sentimientos ya."

    NiiIiIiIiCe::::*

    ResponderEliminar
  4. el ron y los abrazos lo curan todo. pruébalo esta noche :) :)

    ResponderEliminar
  5. :) Me resulta familiar ese "ser adicto a las personas"

    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Nadie merece que tus venas exploten por alguien. No lo permitas. Ni si quiera por una cancion. Un besazo!

    ResponderEliminar
  7. es la magia y la no magia de la musica.

    ResponderEliminar
  8. Que bonito es que una canción te haga sentir ciertas cosas.

    Beso!

    ResponderEliminar
  9. Lo peligroso es que la cancion te gane, y dejes que suene una estrofa mas...

    Besos :)

    ResponderEliminar
  10. Le duelo a alguien. Alguien me duele a mí. Las canciones duelen y redimen por igual. Los recuerdos son canciones.

    Pero por mucho que me duela la cabeza, el corazón, el alma y los poros de mi piel, no puedo dejar de escuchar música. Tampoco dejo la lectura. Me aferro a las historias musicadas y versadas.

    Felicidades por tu texto-canción.

    ResponderEliminar
  11. Hola!! soy la anónima del otro dia, la de las 23:13h. Te dejo mi nombre. Se acabó el ser anónima!! xDD
    Respecto a la entrada de hoy, preciosa, aunk yo no sigo tu metodo, no puedo evitar ponerme la cancion una y otra vez y llorar,llorar y llorar rios de lagrimas, es lo k necesito, sacar todo ese dolor, aunk sea sola en mi habitacion y por las noches, pero sacarlo de alguna manera, pork si lo mantienes dentro kita espacio a otros posibles sentimientos que quieran entrar... y yo creo k las venas lo soportaran!! =P
    te sigo leyendo!!
    un saludo!!

    ResponderEliminar
  12. yo soy una valiente y comento! :)
    me gusta el blog, así que creo que me pasaré muchos ratitos por aquí^^

    ResponderEliminar

Salta por la ventana ¡valiente!